¿Cómo debemos actuar tras un accidente de tráfico? - Lerma Abogados
324
post-template-default,single,single-post,postid-324,single-format-standard,bridge-core-2.9.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

¿Cómo debemos actuar tras un accidente de tráfico?

  Siempre pensamos que los accidentes no nos ocurrirán a nosotros, siempre estamos atent@s, tenemos el sentido arácnido de Spiderman y la agilidad de Wonder Woman, somos cuidados@s en nuestra forma de conducir, prestamos atención en cada giro, ¿Un accidente? eso a mi no me pasará, pero aun así, debemos de tener en cuenta que no somos intocables y que un pequeño despiste, nuestro, de otro conductor/a o un problema mecánico en un vehículo puede desembocar en un accidente. 

¿Qué debo hacer después de tener un accidente de tráfico?


  Debemos poner en práctica el Protocolo P.A.S. (Proteger, alertar y socorrer).


  Una vez que el accidente se ha producido, lo primero que debemos hacer es comprobar nuestro estado, mantener la calma y, si no tenemos lesiones de gravedad, puesto que es obvio que tras un accidente tendremos algún tipo de lesión, el segundo paso será, tras colocarnos el chaleco reflectante, realizar la señalización de la zona del accidente (triángulos, luces de emergencia), para de esta manera evitar que se produzcan más colisiones, de esta manera estaremos protegiendo el lugar del accidente.


  Una vez realizada la señalización del accidente ya podremos pedir la ayuda correspondiente a los servicios de emergencia (112) y atender al resto de heridos.


  En caso de que el accidente sufrido no conlleve la gravedad relatada en el ejemplo anterior, intentaremos apartar el vehículo a un lateral donde no obstaculice a la circulación y avisaremos a Policía Local, Nacional o Guardia Civil.


  Mientras esperamos la llegada de los agentes, comenzaremos a rellenar el “parte amistoso” con el otro conductor, en este momento es importante rellenar correctamente los datos del parte, con especial importancia en aquellos que identifiquen a los conductores, compañía de seguros y matrícula de los vehículos.


  Tomaremos fotografías de cómo quedaron los vehículos tras la colisión, como de las vías por las que circulaba cada uno, así como de cualquier otro factor que determine la negligencia del conductor contrario, especialmente de las señales de tráfico, marcas de frenado o piezas de los vehículos. También intentaremos tomar los datos de todos los testigos que presenciaron los hechos.

¿Porqué avisamos a la Policía si hemos firmado el parte amistoso?

  Mediante el atestado policial nos estamos asegurando que no habrá ningún dato erróneo y quedará claramente fijada la responsabilidad en el accidente, siendo una prueba esencial para el supuesto de que sea necesario acudir a sede judicial para la indemnización de los daños materiales y personales. No sería la primera vez que una vez que se ha firmado el parte amistoso la compañía se desentiende hasta de su propio asegurado.

¿Por qué acudir a Urgencias y perder allí el tiempo? Yo me encuentro bien

   Aunque tras sufrir un accidente nos encontremos bien y creamos que no hemos sufrido ningún daño y sólo tengamos que lamentar los daños de nuestro vehículo, debemos de tener en cuenta que no todas las lesiones se manifiestan instantáneamente, pudiendo aparecer las molestias varias horas después, sin embargo, cuanto antes nos hagan las pruebas diagnósticas en los servicios médicos antes se podrán llevar a cabo las actuaciones para recuperarnos más rápida y correctamente.


  Es muy importante guardar toda la documentación que nos vayan entregando, puesto que a la hora de la reclamación a la compañía de seguros deberemos de entregar una copia de estos informes. Igualmente deberemos de guardar todas las facturas que sean consecuencia directa del accidente:

  •          Vehículo de alquiler.

  •          Sustitución de los bienes dañados.

  •          Gastos farmacéuticos.

  •          Presupuesto de reparación de nuestro vehículo.

  Una vez realizados todos estos trámites, y pasado el mal trago, aún nos queda comunicar el accidente a nuestra compañía de seguros, esta comunicación se debe de realizar, como muy tarde, el séptimo día desde que ocurrió el accidente, es decir, tenemos 7 días desde que ocurrió el accidente para ponerlo en conocimiento de nuestra compañía de seguros. 


  Tras esto, el siguiente paso que recomendamos es que se ponga en nuestras manos, ¿Por qué? Solo un Despacho especializado, podrá obligar a la compañía a que le realice la rehabilitación necesaria y tramitar su reclamación para que obtenga la máxima indemnización en base a sus lesiones, ya es bastante duro sufrir un perjuicio en nuestro patrimonio biológico como para que encima una compañía de seguros nos racanee en la compensación que nos corresponde.


  Desde este despacho le guiaremos desde el primer momento, gracias a nuestro equipo médico y legal, señalando los pasos que deberá seguir y cómo, para poder recuperarse en los mejores centros médicos y obtener la máxima indemnización. Estamos tan seguros de nuestra manera de trabajar y de que obtendrá la máxima indemnización posible que no tendrá que pagar nada hasta el momento en el que la compañía de seguros le indemnice, ni por la asistencia jurídica ni por la rehabilitación médica recibida.


«Si el mundo fuera justo, los abogados no seríamos necesarios»



Call Now Button
Abrir chat